7 de abril de 2015

LA MICROPIGMENTACIÓN

La micropigmentación es una especialidad estética cuyo objetivo es modificar, corregir, embellecer y reequilibrar de forma semipermanente determinados rasgos faciales o corporales.


¿Qué requisitos debe cumplir el profesional de la micropigmentación?

Las autoridades autonómicas y locales son las que autorizan los requisitos que tienen que cumplir los centros donde se aplica la micropigmentación y los del personal aplicador. Dicho personal debe pasar un formación acreditada mínima en seguridad e higiene y un certificado de vacunación de hepatitis B y tétanos. Así mismo, un seguro de responsabilidad civil profesional, generalmente expedido por las asociaciones profesionales, es un requisito aconsejado aunque no de obligatorio cumplimiento.

Aparatología y utensilios necesarios para de la micropigmentación

La empresa fabricante requiere un licencia de las instalaciones que otorga la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y que las empresas que se dedican a su distribución y venta deben comunicar esta actividad al Ministerio de Sanidad.

  • Dermógrafo. Es la pieza que sostiene la aguja y hace el movimiento de vibración, permitiendo que ésta se mueva y se produzca la micropigmentación. El diseño debe permitir una higiene perfecta, una tecnología precisa y un motor de calidad que no necesite mantenimiento.


  • Fuente de alimentación y pedal. Es donde va conectado el dermógrafo y donde se encuentra el control del aparato.


  • Agujas. Las agujas deben ser estériles, de uso exclusivo para cada cliente, estar homologadas y tener una longitud máxima de 2mm. La elección de la aguja dependerá del tipo de tratamiento. Pueden ser de 1 punta, de 3, de 5...


  • Cabezal o tip. Tienen la función de evitar aspirar el pigmento y que el pigmento entre en la zona del ensamblaje. El cabezal siempre tiene que dejar ver la aguja.


  • Detector o medidor. Es el instrumento que tiene como función medir la cantidad de pigmento implantado en la piel.


  • Anillo contenedor de pigmento. Es el soporte donde va introducido el pigmento. Debe ser estéril, desechable, ajustable, transparente y con escala de medición exacta de la cantidad de pigmento, estrechos y profundos para una mejor succión del pigmento.


  • Pipeta succionadora. Es un accesorio de material elástico y transparente que facilitan la visión del pigmento en su interior, permitiendo la perfecta extracción del pigmento de los envases monodosis y la medida gota gota.


  • Varillas mezcladoras. Sirven para mezclar, emulsionar y homogenizar correctamente las partículas de pigmentos.


Etapas del tratamiento

Cita previa y ficha del cliente

El recibimiento del cliente es un momento clave. Se analizan sus motivaciones, expectativas, gustos, etc. Se le realiza una ficha técnica del cliente donde se recogerá datos personales y datos necesarios para la realización del tratamiento.

Estudio de visajismo

Es imprescindible la realización de un diseño, estudiando previamente el rostro del cliente, su anatomía, sus expresiones faciales, expectativas y necesidades. De esta manera, se estructura la zona, consiguiendo que el cliente visualice como puede quedar el tratamiento final. Hay que tener ética y rechazar cualquier petición que no sea defendible estéticamente.

Prueba alérgica

La prueba de alergia es la garantía de que el pigmento que se va a utilizar en el cliente no provoca rechazo. La zona más habitual para esta prueba es el lóbulo de la oreja. Debe realizarse 7 días antes de la realización tratamiento, comprobando durante ese tiempo que no se ha producido ningún tipo de reacción alérgica. El tratamiento se llevará a cabo sólo si la prueba alérgica ha sido negativa.

Consentimiento informado

La reglamentación autonómica vigente exige que las personas que van a realizarse un tratamiento de micropigmentación deben ser informadas de todas las circunstancias relativas al mismo, antes de que se lleve a cabo. Esta información estará recogida en un documento (consentimiento informado) y deberá ser firmado tanto por el cliente como por el especialista, quedándose un ejemplar cada uno de ellos.


Expediente fotográfico

Tanto por razones profesionales como legales, es necesario elaborar un expediente fotográfico con una cámara digital del tratamiento del cliente. La foto debe ser con cámara digital, fondo de color claro y no debe haber existencia de mobiliario. Se realizará una foto antes y después del tratamiento, así como antes y después de cada retoque. Adjuntar las fotos a la ficha del cliente y al consentimiento informado.

Cuidados previos al tratamiento

Una semana antes de realizar el tratamiento se informará al cliente de los cuidados previos como:

  • No tomar el sol ni rayos UVA.
  • No someterse a tratamientos faciales/corporales.
  • Durante las 24 horas antes al tratamiento evitar sustancias excitantes (café, té, refrescos con cafeína), vasodilatadores (alcohol). No comer mariscos, comidas fuertes y picantes.

Tratamiento inicial

Es el proceso donde se lleva a cabo el tratamiento y donde el técnico utiliza todos los medios y conocimientos de micropigmentación para obtener un resultado final satisfactorio, siguiendo el diseño realizado anteriormente. El profesional tiene que conocer la mezcla de pigmentos y colorimetría y deberá alcanzar el color adecuado y deseado por el cliente. La duración del tratamiento dependerá de la zona a tratar.




Desinfección y esterilización del material

Desinfectar y esterilizar el material que sea necesario inmediatamente después de realizar el tratamiento. El material desechable deberá ser retirado según su grupo de residuos. Gasas, guantes, algodón, material desechable de camilla.., pertenecen al grupo de residuos II. Y los residuos especiales como las agujas o cualquier objeto punzante y cortante, pertenecen al grupo de residuos III.

Más sobre la desinfección y esterilización del material en http://elrincondelapecosa.blogspot.com.es/2015/02/desinfeccion-y-esterilizacion.html

Cuidados posteriores al tratamiento

Durante los 7 días posteriores al tratamiento el cliente deberá mantener una serie de cuidados:

  • Higiene diaria. Limpiar la zona tres veces al día con suero fisiológico y una gasa estéril.
  • Frío seco. Si hay hinchazón, aplicar frío seco durante 5 minutos los dos primeros días.
  • Mantener la zona seca. Evitar baños en piscinas, playas...
  • No agredir la zona. No rascarse ni frotarse para no alterar la cicatrización.
  • Evitar cosméticos sobre la zona. Cremas, maquillajes, etc.
  • No tomar el sol ni rayos UVA.
  • Alimentación. Durante al menos tres días evitar mariscos, comidas fuertes y picantes.

Retoque a los 30 días

Transcurridos 30 días, se realizará una valoración de la fijación del color, igualdad del tono, desviación del color y se evaluará si el resultado de la estructura del diseño se ha modificado, con el fin de reparsarlo, reequilibarlo o rediseñarlo.

Revisión a los 12 meses

Después de un año, el cliente necesita una sutil reafirmación del color para mantenerlo en perfecto estado.

Reestructuración a los 24 meses

Se trata del periodo máximo aconsejado para retocar el proceso realizado, ya que esperar más tiempo significaría realizar de nuevo todo el proceso y tratamiento. Tras los dos años se puede observar una pérdida de intensidad homogénea del color o una degradación leve del pigmento.

Mantenimiento del tratamiento

Utilizar siempre protección solar de pantalla total en la zona y acudir a todas las revisiones. En el caso de someterse a depilación láser, peeling químicos.., se deberá tener especial cuidado sobre la zona pigmentada para evitar resultados desagradables como quemaduras, cambios de color, etc.

Cicatrización y regeneración de la piel

Cuando se realiza un tratamiento de micropigmentación se produce una lesión en la piel. Una vez producida una lesión, el cuerpo reacciona y da comienzo el proceso de cicatrización. Siempre que se produce algún tipo de lesión en la piel, primeramente, las células liberan una sustancia química llamada histamina que aumenta el flojo sanguíneo, el cual es responsable del enrojecimiento y el calor de la zona afectada.

La micropigmentación se realiza a nivel de la epidermis (capa superficial de la piel) , si se traspasa a la dermis (capa intermedia de la piel) se producirá inflamación y sangrado, lo que causará una pérdida elevada de pigmento debido a que los macrófagos (células del sistema inmunitario encargadas de “rodear” a todos los cuerpos extraños introducidos en el organismo) actuaran de manera más efectiva creando más costra (postilla).

La respuesta defensiva es mucho más intensa pasados 30 minutos de posteriores al comienzo de la agresión. La disminución del tratamiento, por tanto, impide el rechazo inmediato de pigmento durante la aplicación, implicando mayor retención de pigmento. Aún así la costra que se formará posteriormente eliminará parte del pigmento, por eso es necesario retocar el tratamiento pasado 30 días.
En el periodo de regeneración que sucede al de cicatrización y que finaliza aproximadamente 30 días después de la aplicación, se produce la fijación definitiva del pigmento, eliminándose las partículas de pigmento que han quedado superficialmente implantadas y las que han sido implantadas en profundidad. Los cuidados realizados en esta etapa, influirán el éxito final del tratamiento.


Micropigmentación para cicatrices y quemaduras

Las cicatrices y quemaduras pueden ser micropigmentandas una vez que el proceso de cicatrización de las mismas ha finalizado y el profesional de la micropigmentación tiene un permiso médico. Los queloides y las cicatrices hipertróficas nunca deben ser micropigmentadas, ya que cualquier agresión podría implicar su crecimiento.


Micropigmentación Oncológica

Cada año más de 15.000 mujeres sufren en España un cáncer de mama, pero afortunadamente cada día más mujeres consiguen superar esta enfermedad y seguir viviendo. En el área estética también hemos conseguido muy buenos resultados, la cirugía reconstructiva en los últimos años ha experimentado un importante avance y acompañando a la misma la técnica de Micropigmentación Oncológica. Cada vez más hospitales públicos y clínicas privadas están creando áreas especializadas en este técnica, para una vez que las intervenciones han finalizado y la mama comienza a recuperarse, poder finalizar el apartado estético con la Micropigmentación Oncológica.

La reconstrucción de la areola mamaria y el camuflaje de las cicatrices creadas en la zona cercana a la intervención, hace que mujeres incómodas y acomplejadas por una enfermedad vuelvan a verse como antes. 


Micropigmentación capilar

La micropigmentación capilar es una especialidad específica de la micropigmentación que trata exclusivamente las zonas con problemas y déficit pilífero, dando soluciones a los problemas de alopecias, calvicie, cicatrices y siendo un tratamiento complementario a las intervenciones por trasplantes e injertos capilares y otros tratamientos capilares. 


Tatuaje y micropigmentación, ¿es lo mismo?

No es lo mismo, a pesar de que la técnica de la micropigmentación es parecida a la del tatuaje tienen diversas diferencias a tener en consideración.

En primer lugar es importante conocer que la duración del tatuaje es permanente, mientras que la micropigmentación es semipermanente. Los tatuajes se realizan a mayor profundidad en la piel, por lo que son mucho más agresivos para los tejidos. Las agujas de las máquinas empleadas para los tatuajes pueden llegar a una profundidad aproximada de unos 2 milímetros por debajo de la piel, mientras que con la técnica de la micropigmentación la aguja penetra alrededor de unos 0,2 o 0,5 milímetros.

Otro importante diferencia entre la micropigmentación y el tatuaje son los pigmentos utilizados. La técnica de la micropigmentación emplea pigmentos muchos más selectivos, que cumplen una serie de normas de sanidad, aparte de que deben ser hipoalergénicos para evitar ningún tipo de inconveniente a los pacientes que se deciden a pasar por una tratamiento o método de este tipo. Se sigue un control riguroso de higiene y asepsia en los pigmentos empleados para poder ofrecer la máxima seguridad a todos y cada uno de los pacientes que se someten a esta técnica.

Cuando se realiza un tatuaje pueden penetrar elementos extraños en nuestro organismo atravesando las barreras de protección (piel y/o mucosas), lo cual puede acarrear problemas e infecciones para el paciente, mientras que con el procedimiento de la micropigmentación no existen complicaciones para el paciente, ya que todos los pasos realizados en la intervención se realizan con las máximas garantías de seguridad e higiene para los pacientes.

Es importante que esta técnica la realice un profesional cualificado para evitar resultados no deseados.


Fotos

http://www.mariogisbert.es
http://micropigmentacion-medica-marbella.blogspot.com.es
http://www.acquaestetica.com
http://www.micropigmentacioncapilar.es
http://carmenpiñero.com
http://www.martindelyerro.com
http://noticias.juridicas.com
http://www.eva-borneo-micropigmentacion.com
http://www.hdwalls.xyz
http://foro.enfemenino.com
http://articulo.mercadolibre.com
http://www.solostocks.com
http://articulo.mercadolibre.com
http://www.goldeneyecompany.es
http://listado.mercadolibre.com
http://es.slideshare.net

Fuentes de información 

http://blog.micropigmentacionmardiaz.es
http://www.micropigmentacionvalencia.com
Libro Micropigmentación: tecnología, metodología y práctica de Videocinco.

5 comentarios:

  1. Estupendo post, como bien mencionas la micropigmentación tiene muchas aplicaciones siendo la más demandadas la micropigmentacion capilar y el tratamiento de cicatrices, yo creo que todo que nos haga sentir mejor es bienvenido.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu aporte Antonio López.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado leer esta web sobre la micropigmentación ya que tenía ciertas dudas sobre ello, ahora ya me veo mucho más confiada y segura en el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Inés, gracias por leerme. Un saludo.

      Eliminar