10 de marzo de 2016

LA MANICURA SEMIPERMANENTE

Las uñas perfectas están de moda y a todas nos gusta tener unas manos bonitas durante más tiempo. Por esto la manicura permanente desbanca y fulmina a la manicura convencional.


¿Qué es la manicura semipermanente o permanente?

Se trata de realizar una manicura con esmaltes específicos de secado a lámpara UVA/LED. De esta manera el color tiene hasta dos semanas de duración en perfecto estado.

El método de aplicación es sencillo pero debe ir SIEMPRE de la mano de una profesional que sepa tratar delicadamente la uña natural. 




¿Qué diferencia la manicura semipermanente de la manicura tradicional?

Las capas son las mismas: capa base + 2 capas de color + capa de brillo.

La diferencia es que en la manicura normal cada capa se seca a temperatura ambiente y en la manicura permanente cada capa se seca en lámpara UVA/LED. El esmaltado permanente no se retira igual que el tradicional y es más duradero (más de 15 días).



¿Es lo mismo hablar de manicura semipermanente, permanente o gel color?

No. En un inicio se añadía pigmento de color a las manicuras de acrílico y gel. Después las tecnologías fueron avanzando para crear productos menos abrasivos hasta llegar a los actuales esmaltes permanentes (semipermanentes) que no dañan la uña. La forma de identificarlo es más una cuestión de diferenciación comercial que algo real.

¿Cuánto dura?

El esmaltado permanente dura un periodo medio de 15 días, pero no todas las uñas naturales son iguales. Depende del tipo de uña, del crecimiento de la misma, de la tolerancia que cada persona tenga a dicho crecimiento y por supuesto al tipo de trabajo que se realice con las manos.

Hay uñas que denominamos “flexibles” que absorben los golpes doblándose, esto hace que el esmaltado permanente se levante. También existen uñas con tendencia a decaparse y uñas muy grasas donde el esmaltado puede estropearse.

Paso a paso

  • Desinfectar las manos.
  • Limar la forma de las uñas preferida de la persona con una lima de gránulo suave (180 gránulos).
  • Empujar y despejar las cutículas cuidadosamente. Retirar con el cortador de cutículas si es necesario.
  • Desengrasar la superficie de la uña con un taco pulidor (200 gránulos) y NUNCA con una lima. El taco dejará la uña libre de grasa pero no la estropeará.
  • Utilizar un primer sin ácido para mayor fijación del esmaltado.
  • Se aplica en la uña la capa base de la marca elegida. Secar a lámpara 2 minutos.
  • Seguidamente aplicar el color en una capa fina y sellando todos los bordes de la uña para que posteriormente el esmalte no se separe y sea duradero. Secar a lámpara 2 minutos.
  • Se repite el paso anterior poniendo otra capa de color y secándola 2 minutos.
  • Se finaliza aplicando el top coat o brillo final. Secar en lámpara 2 minutos.
  • Si al terminar el tiempo de secado del brillo en la lámpara la superficie está pegajosa, se moja una celulosa o gasa (que no deje restos como el algodón) en alcohol o limpiador de la marca y se limpia cuidadosamente. La pegajosidad debe haber desaparecido.




¿Cómo se retira?

Cada marca tiene su removedor. Estos productos tienen contenido en acetona pura, lo suficiente para no dañar la uña y retirar el esmaltado. Aquí radica una gran diferencia entre marcas, ya que todos los removedores no tienen el mismo contenido de acetona pura. No es necesario usar tornos sobre la placa de uña. Se envuelve la uña con algodón impregnado en removedor y papel de plata dejando actuar el producto durante unos 10-15 minutos dependiendo de la marca utilizada.



La retirada de uñas esculpidas en http://elrincondelapecosa.blogspot.com.es/2014/12/retirada-de-las-unas-esculpidas.html

Si el esmaltado permanente es arrancado, ¿qué pasa?

Si el esmaltado es arrancado será prácticamente inevitable arrancar alguna capa de la uña, sobre todo en la punta, que suele ser la zona de más adherencia ya que también es la zona más seca.

¿Hay que dejar descansar la uña natural del esmaltado?

Con el esmalte estamos privando a la uña de los beneficios del sol, eso es algo innegable, pero si la superficie ungueal no es limada no tiene por qué ser dañada y si no es dañada no necesita ningún descanso. Existen tratamientos como aceites nutritivos de molécula pequeña, que penetran por el poro hasta matriz de la uña proporcionándole ese aporte vitamínico necesario.

El secreto está en saber lo que se está haciendo y elegir un producto adecuado de buena calidad. Es importante cómo se aplica, cómo la uña se encuentra mientras está esmaltada y cómo se retira.

¿Daña la uña natural?

Algunos dermatólogos afirman que la manicura semipermanente puede dañar la uña debido, no tanto al esmalte en sí, sino a los 10-15 minutos en los que hay que tener impregnado sobre las uñas la acetona para retirarlo. También se dice que existe riesgo de la exposición cada 15 días a las lámpara de rayos UVA/LED que se utiliza para secar el esmalte, elevando el riesgo de cáncer de piel, ya que se equipara la radiación recibida en las mano, a la misma que irradian las tradicionales cabinas o camas de rayos UVA, potencialmente cancerígenas.

Llevo varios años realizando y enseñando este tipo de servicio y jamás he tenido ningún problema. Pero a pesar de esto reconozco que hoy en día todos los elementos necesarios para este tipo de manicura se pueden conseguir fácilmente por Internet, incluso las lámparas. Se ha abierto el camino para hacer un uso doméstico de unos productos que antes sólo se manejaban en centros de belleza.

Uno de los elementos más importante es utilizar un buen producto. Los esmaltes fundamentalmente contienen acrilatos, unas sustancias con elevada capacidad de producir reacciones alérgicas en la piel como la dermatitis de contacto. Además, pueden incluir trazas de otras sustancias de uso restringido por su toxicidad como la hidroquinona y un derivado de ésta, la hidroquinona metiléter, también conocida como mequinol. Estas sustancias se utilizan porque funcionan como estabilizadores y ayudan a que los acrilatos se mantengan líquidos durante más tiempo.

La Organización de Consumidores y Usuarios ha analizado 16 esmaltes de gel semipermanentes. El resultado es que todas las muestras contenían hidroquinona metiléter, aunque en diferentes concentraciones; siete superaban los límites permitidos por el reglamento: 200 ppm o miligramos de esta sustancias por kilo de producto, y encontraron también deficiencias en el etiquetado. La conclusión más drástica a la que ha llegado la OCU es que cuatro de estos productos tendrían que estar retirados del mercado.

En definitiva, el esmaltado permanente es una gran técnica pero no podemos abusar de los productos o servicios demasiado baratos que pongan en peligro nuestras uñas o las uñas de nuestros clientes.

Aquí os dejo dos de las mejores marcas del mercado: CND Shellac y OPI.



Fotos

http://estetica-maria.com
http://nailslab.es
http://2uestetica.com
http://www.elrincondemoda.com
http://www.salondebellezaharmonie.com
https://maquillarteconarte.wordpress.com
http://az-estetica.com
http://www.misspupet.com
http://make-a-nail-art.blogspot.com.es

Fuentes de información 

http://vidayestilo.terra.es
http://www.ocu.org
http://www.diariosur.es

4 comentarios:

  1. muy buen post sigan adelante y mucha suerte

    ResponderEliminar
  2. hay que tener cuidado donde te las pintan,ami me dejaron dos veces en sitios diferentes sin uña, muy finas y débiles que me dolían,se pasaron con el torno y eso que dicen que no hay que limarlas, madre de dios,como me dolían!!!deberia de ser solo echas por un profesional no por cualquiera que se saque el titulo, y debería estar mas regulado, conozco gente que hasta cogieron hongos por no sellarle bien el producto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola pantera 30. Estoy de acuerdo contigo, debe ser una técnica realizada sólo por un profesional cualificado y titulado.
      La uña natural JAMÁS debe limarse con el torno eléctrico, es una auténtica barbaridad. Deben ser pulidas y desengrasadas por un taco de 200 gránulos y nunca limar la superficie

      Un saludo y gracias por comentar.

      Eliminar